Opinión / Transformar la catástrofe en victoria.

Año 1948. 14 de mayo. Un año después de la resolución 181 de la ONU (Organización de las Naciones Unidas) sobre la Partición de Palestina en dos Estados, se declaraba en Tel Aviv la creación del Estado de Israel.

El 15 de mayo, los palestinos comenzaban la huida masiva y el éxodo ante la llegada de grupos sionistas armados, que destruían las aldeas y expulsaban a los palestinos.

Un día como hoy, comenzaba la Nakba (término árabe que significa “catástrofe”), la catástrofe del pueblo palestino que lleva 69 años en el exilio, esperando el derecho al retorno, tal como lo reconoce la resolución 194 de la ONU.

Para el pueblo palestino, la catástrofe resultó en la expulsión del 78% de la población de sus hogares y en la merma de su territorio. El territorio que ahora ocupa Palestina supone solo un 22% de la Palestina histórica.

A 69 años, Al Nakba continúa con la ocupación militar, la opresión y las acciones de limpieza étnica que Israel lleva acabo en Palestina. En la actualidad, los palestinos constituyen la población de refugiados más grande del mundo. Esa cifra se calcula en aproximadamente cinco millones de refugiados.  En Cisjordania, el ejército israelí levanta muros, puestos de control y amplía la instalación de colonias. En Gaza, un millón y medio de personas viven en un apartheid a cielo abierto, donde la infraestructura fue destruida por el ejército israelí en 2014 y aún hoy no pudo ser reconstruida totalmente, donde la tasa de desempleo está en aumento, la electricidad y el agua potable escasea y la asistencia sanitaria es ineficiente. Como si fuera poco, el Estado Sionista de Israel lleva adelante un duro bloqueo, que entre otras cosas, bloquea incluso la entrada de medicamentos. Tan grave es la situación, que un informe de la Conferencia de la ONU sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD por sus siglas en inglés) de 2015, afirma que para 2020 Gaza sería inhabitable.

Esta Nakba se da en un contexto particular. Mientras escribo estas líneas, más de mil seiscientos presos políticos palestinos se encuentran en huelga de hambre para exigir derechos básicos. Huelga que comenzó el pasado 17 de abril, en el marco del Día Internacional del Preso Político. Casi un mes de resistencia como protesta frente a las condiciones infrahumanas en las que viven y que ha tenido como única respuesta de parte del carcelero israelí, el endurecimiento de las políticas penitenciarias, traslados arbitrarios, aislamiento, la prohibición de recibir visitas, etc.

Por ello, este 15 de mayo no es otro recuerdo más de un acontecimiento histórico que continua vivo. Es una oportunidad para acercarse y conocer la lucha del pueblo palestino, para apoyarla, para denunciar al Estado sionista de Israel que ignora las resoluciones internacionales continuando con la construcción de asentamientos ilegales, que continúa con la construcción del muro que separa Jerusalén Este del resto de Cisjordania y que viola sistemáticamente los derechos elementales del pueblo palestino, principalmente en la Franja de Gaza. En definitiva, que este 15 de mayo, las organizaciones sociales, políticas, sindicales y defensoras de las causas justas, se pronuncien, organicen, difundan, abracen y apoyen la lucha del pueblo palestino, para transformar la catástrofe en victoria.

Santiago Quiroga.
Fuente: Agencia CTA

nakba-day-2013

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s